Pantalán Flotante

Cuando se comienza a planificar un puerto deportivo, el primer paso es pensar qué tipo de pantalán es el más adecuado. Para ello, es importante tener en cuenta las características del agua en esa zona. Factores como la carrera de marea, la fuerza de las corrientes marinas o el tipo de fondo serán decisivos en tu decisión ya que si la distancia entre pleamar y bajamar oscila entre los 3 y 4 metros, deberías instalar un pantalán flotante. De esta manera, además de hacer que las estructuras suban y bajen al compás de la marea, ofrecerás estabilidad, seguridad y resistencia a tus clientes.