Barcos de aluminio profesionales: 8 razones por las que construir en este material

A la hora de enfrentarnos a la decisión de comprar un barco profesional hay un sinfín de consideraciones previas a tener en cuenta ¿Qué motorización es la adecuada?, ¿Qué eslora necesito?, y la más importante, ¿Cuál es el material que mejor se adapta a mis necesidades?.

La respuesta a estas preguntas dependerá del uso que el usuario vaya a darle a la embarcación (patrulla, salvamento y rescate, pasaje, contra incendios, prácticos, trabajos portuarios…) pero la construcción de barcos de aluminio profesionales se ha incrementado en los últimos años gracias al gran potencial que ofrece este material: Es ligero, duradero, flexible y aporta gran resistencia estructural.

 

8 razones para construir barcos de aluminio profesionales

1 Resistencia

Si necesitas un barco que pueda soportar duras condiciones, el aluminio es el material que estás buscando. Este metal destaca por su elevada resistencia elástica y mecánica por lo que permite la construcción de barcos de aluminio profesionales que ofrecen la misma resistencia que el acero pero con un peso 3 veces menor y con el mismo peso que el GRP pero muchísmo más resistente.

Además, el aluminio también presenta un alto grado de resistencia al fuego en comparación a la fibra de vidrio por lo que se convierte en el material ideal para uso profesional ya que garantiza la seguridad de la tripulación que se encuentra a bordo de la embarcación, o el pasaje en el caso de ferris.

Los barcos de aluminio profesionales son más resistentes que los de acero o GRP

2 Ligereza

Los barcos profesionales de aluminio reúnen una serie de propiedades mecánicas excelentes, de ahí que su uso en la industria naval sea cada vez mayor. Este metal destaca por su baja densidad (2,70 g/cm3) lo que lo hace muy ligero.

Gracias a su magnífica relación resistencia/peso, los barcos de aluminio profesionales aportan mayor velocidad para la misma potencia y menor consumo de combustible. Además, al reducir el peso, se consigue un impacto beneficioso en el nivel de emisiones de dióxido de carbono. Estas diferencias se harán más notables cuanto mayor sea el tamaño del barco.

Los barcos de aluminio son más ligeros que los de acero o fibra de vidrio

3 Estabilidad

Los barcos profesionales de aluminio, gracias a su reducción de peso, permiten conseguir mayores índices de estabilidad.

Actualmente, el uso de este material se ha ido extendiendo no solo en la construcción de barcos sino también  en la fabricación de superestructuras para grandes buques de acero porque consigue bajar el centro de gravedad y, por tanto, aumentar la estabilidad de la embarcación.

Superestructuras de aluminio para buques de grandes esloras

4 Responsabilidad medioambiental

El aluminio es un material 100% reciclable y totalmente reutilizable. Su reciclaje solo requiere del 5% de la energía original necesaria para producir el metal. Por eso, el uso de aluminio reciclado se ha ido incrementando en los últimos 30 años  y actualmente representa el 30% de su consumo en el mundo.

Además, el reciclaje del aluminio es un proceso rentable ya que puede realizarse en cada etapa de transformación (laminado, extrusión…) y los residuos de este material son considerados un recurso valioso y están bien valorados en el mercado. En otros materiales, como la fibra de vidrio, el reciclaje de la embarcación supone un coste añadido mientras que con el aluminio se obtienen beneficios.

A pesar de esto, el reciclaje de barcos profesionales de aluminio todavía no es una práctica generalizada porque la mayoría de embarcaciones construidas en este material tienen menos de 30 años por lo que no han terminado su vida útil.

Sin embargo, la poca experiencia que existe en este campo indica que el reciclaje de barcos profesionales de aluminio no presenta particular dificultad ya que, en la mayoría de los casos, las aleaciones utilizadas pertenecen a la serie 5000 y 6000.

Barco de bomberos para el Ayuntamiento de Alicante

5 Mantenimiento

La resistencia a la corrosión y a la ósmosis del aluminio es excelente, y su degradación por corrosión es prácticamente nula empleando un sistema adecuado de protección catódica. Por eso, la necesidad de pintado es menor que en los barcos de acero o fibra de vidrio lo que supone un importante factor de ahorro durante la vida útil del buque.

Los barcos profesionales de aluminio destacan por sus bajos costes de mantenimiento

6 Reparación

A lo largo de su vida, todos los barcos sufrirán algún daño y necesitarán reparación pero el aluminio tiene mayor resistencia frente al impacto que los laminados convencionales de poliéster reforzado con fibra de vidrio (PRFV). Esto se traduce en que un golpe contra unos bajos causará un problema y una posible fisuración en un barco de fibra de vidrio mientras que en un casco de aluminio, se producirá una pequeña deformación, sin aparecer grietas o fisuras, gracias a la elevada ductilidad de este material.

En el caso del aluminio, la mayoría de las veces, el casco se arreglará fácilmente con los medios y el personal capacitado. Aunque si el problema es más serio, un soldador experto deberá cortar y reemplazar la pieza dañada.

Por el contrario, si se produce un impacto en un barco de fibra de vidrio, es fácil que el casco se agujeree, afectando a la estructura de la embarcación. En este caso, el proceso de reparación será más largo y costoso.

Ventajas de construir barcos de aluminio

7 Vida útil

Debido a su gran resistencia frente a la corrosión y a la ósmosis y a su buena elasticidad para absorber impactos, un barco profesional de aluminio podrá durar entre 30-40 años manteniendo su resistencia y propiedades originales. Por ello, el valor de este tipo de embarcaciones en el mercado de segunda mano es mayor.

El mantenimiento de los barcos de aluminio profesionales se basa tan solo en limpiar bien la embarcación después de cada uso prestando especial atención a las zonas donde se juntan piezas de diferentes metales para evitar problemas de corrosión.

Catamarán de aluminio

8 Personalización

Los barcos de fibra de vidrio se construyen en serie a partir de un molde por lo que el diseño no podrá modificarse durante el proceso constructivo porque encarecería demasiado los costes de producción.

Sin embargo, los barcos de aluminio profesionales tienen una amplia variedad de opciones y configuraciones por lo que si necesitas un diseño adaptado a una actividad específica, probablemente el aluminio sea la opción más adecuada.

Otro factor clave es la elasticidad.  El aluminio es 3 veces más elástico que el acero, se conforma con mayor facilidad por lo que favorece la adaptación a las formas a la hora del diseño.

Además, se pueden construir en este material desde barcos de uso profesional como patrulleras, barcos de trabajo portuario, contra incendios, de rescate, de pesca o de prácticos hasta destinados al ocio como catamaranes de pasajeros.

Astillero de barcos de aluminio