AISTER entrega a Navantia una patrullera de aluminio para la Armada Española (Arsenal de Cartagena)

 

AISTER, la auxiliar del naval situada en la Ría de Vigo, ha hecho entrega de la patrullera de aluminio modelo RAL-750-ZSF-OPEN al Arsenal Militar de Cartagena.

El nuevo barco está incluido dentro del Proyecto SVAP (Sistema de Vigilancia en Aguas Próximas) destinado a incrementar la seguridad de los puertos y de los buques tanto militares como civiles llevando a cabo misiones de vigilancia y protección de las aguas que comparten el Arsenal Militar de Cartagena y Navantia.

Características de la patrullera de aluminio

Esta patrullera de intervención rápida, de 8 m de eslora, un casco construido íntegramente en aluminio y diseñada para ser operada por Infantería de la Marina, destaca por una rápida aceleración (velocidades máximas de 37 nudos) y un excelente comportamiento durante la navegación en todo tipo de condiciones.

Lancha de intervención rápida fabricada en aluminio

 

El barco añade mejoras como una reserva de flotación no anegable que asegura la flotabilidad en cualquier condición de inundación, está preparado para acoger hasta 4 militares equipados y ha sido construida con materiales de alta calidad naval especialmente aptos para uso continuado, aproximadamente 1000 h/año.

Para hacer la embarcación más funcional, la patrullera incluye bañera autovaciante, tambucho estructural y una pieza de soporte para ametralladora ligera en proa, dos motores fueraborda de 200 HP en ciclo de 4 tiempos, mandos de control y relojes de control en la consola, depósito de combustible de 450 l de capacidad, una bita de aluminio en proa y dos cornamusas en cada costado de la embarcación y una instalación eléctrica con dos baterías, un proyector de búsqueda, un megáfono con sirena, un equipo VHF fijo, luces de navegación, luces de policía y cuadro eléctrico.

Por otro lado, para seguridad y salvamento, la RAL-750-ZSF-OPEN se entregó equipada con dos extintores, dos aros salvavidas, seis cohetes con luz roja y paracaídas, seis bengalas y un botiquín tipo C.

Además, cumple el certificado de cumplimiento (Marcado CE) de la Directiva 2013/53/UE y la embarcación fue entregada con manual de usuario para facilitar un buen uso y funcionamiento de la misma.

Vigilancia en aguas próximas 

El sistema desarrollado por Navantia permite la detección de cualquier embarcación desconocida que se aproxime al perímetro de seguridad establecido en muelles y puertos deportivos así como a los barcos atracados en estos.

Basado en inteligencia artificial, el sistema detecta posibles amenazas y funciona mediante radares y sensores enlazados a uno o más puestos de control que realizan el seguimiento del objetivo garantizando que ningún barco pueda pasar sin ser detectado ya que esta red de vigilancia está operativa en todo el recinto, las 24 horas del día y durante los 365 días del año.

Entre otras de sus ventajas, destaca su localización GIS (Sistema de Información Geográfica), la grabación de imágenes y de datos y la generación de informes que permiten controlar el tráfico marítimo así como la vigilancia medioambiental (detección de derrames o nubes tóxicas).