3 razones por las que utilizar pantalanes de aluminio en tu marina

Un puerto deportivo construido con pantalanes de aluminio, bien iluminado, equipado con todos los accesorios y con una superficie estable es apreciado por cualquier navegante pero la estética, la reducción en costes de mantenimiento, la facilidad de montaje y la versatilidad que ofrece el aluminio también beneficia a los propietarios de las marinas consiguiendo crear un ambiente acogedor y agradable por un coste 30% menor que en hormigón.

Pantalan aluminio para marinas y puertos deportivos

Reforma tu puerto deportivo sin dañar la estructura

Una marina es un espacio vivo, está siempre sometido a cambio y los pantalanes de aluminio cuentan con unas guías de perfiles laterales que permiten instalar cualquier accesorio y cambiarlo de ubicación en un futuro sin dejar marcas ni agujerear la superficie por lo que si se realiza una ampliación en la que haya que mover de sitio las torretas de servicio o las cornamusas de amarre que ya hay instaladas en el puerto para que coincidan con las nuevas plazas, no será necesario estropear la estructura.

Los pantalanes de aluminio se adaptan a la demanda del mercado

La versatilidad es otro de los puntos clave de este tipo de instalaciones ya que los pantalanes de aluminio permiten redistribuir la marina según la demanda del mercado. Por ejemplo, imagina que cuando el propietario del puerto puso en marcha su proyecto, los barcos de recreo más utilizados eran los de 6 metros por lo que diseñó la mayor parte de plazas para esta eslora. Sin embargo, ahora la situación ha cambiado y los usuarios que llegan para alquilar o comprar un punto de amarre tienen barcos de 8 metros y el dueño del puerto tiene todas esas plazas ocupadas y las de 6 metros libres. Está perdiendo dinero por lo que tendrá que redistribuir el proyecto inicial y remodelar todos los pantalanes de aluminio si quiere seguir vendiendo.

Aluminium dock

Fáciles de instalar y sin mantenimientos

En muchas ocasiones, el tiempo disponible para el montaje es poco por lo que resulta mucho más fácil y rápido instalar, desinstalar y reubicar pantalanes de aluminio. Además, si en la marina ya hay colocada losa de hormigón, ésta puede ser sustituida siguiendo el funcionamiento normal del puerto deportivo. El propietario no tendrá que parar de alquilar ni impedir a sus socios seguir disfrutando de la navegación ofreciéndoles una mejora de las instalaciones con unos pisos, en madera o composite, que serán más apreciados por los usuarios de la marina ya que cuentan con un aspecto mucho más cálido y confortable.

Otra de las ventajas de los pantalanes de aluminio sobre los de hormigón es que estas estructuras no tienen costes de mantenimiento. Todo lo contrario de las superficies construidas en hormigón que deben pasar varias supervisiones a lo largo del año para revisar el estado de los recubrimientos y ver que la armadura no se encuentra afectada por la corrosión ya que en caso de estar en mal estado, los gastos de la reparación serían muy elevados.

Pantalán flotante de aluminio