AISTER entrega tres nuevas lanchas patrulleras interceptoras de alta velocidad para el Servicio Maritimo de la Guardia Civil SEMAR

Tras arduos meses de trabajo en las áreas de diseño y desarrollo, hemos hecho entrega de tres nuevas patrulleras RAL-1100-ZSF-OPEN al Servicio Marítimo de la Dirección General de la Guardia Civil (SEMAR) para sus labores y operaciones de búsqueda e intervención en las aguas del sur de la Península y Baleares.

Se trata de tres lanchas interceptoras de alta velocidad, con sus correspondientes equipamientos y pertrechos, que serán utilizadas por los servicios marítimos provinciales de Almería, Murcia y Baleares para llevar a cabo misiones de vigilancia y lucha contra la inmigración irregular.

El modelo que hemos desarrollado está diseñado y construido para persecuciones a altas velocidades, ofreciendo a sus ocupantes la máxima fiabilidad, seguridad y maniobrabilidad.

 

 

El trabajo realizado por nuestros equipos de diseño y producción ha permitido que estas lanchas interceptoras de alta velocidad presenten notables mejorías con respecto a las embarcaciones con las que cuenta el Servicio Marítimo (SEMAR) actualmente, ya que pueden alcanzar velocidades más altas y realizar maniobras más complejas con mayor estabilidad. Además, resultan más eficientes que las actuales ya que consiguen reducir de forma significativa el consumo de combustible.

 

 

Lancha interceptora de alta velocidad

Las patrulleras, de 10,80 metros de eslora y una manga de 3 metros, están fabricadas con casco de aluminio, certificado por Lloyd’s Register, y alcanzarán una velocidad máxima superior a los 50 kt nudos. Para la propulsión cuentan con dos motores fueraborda de 350 hp y están preparadas para una autonomía de más de 500 millas a 30 nudos y para navegar con olas de hasta 4 metros de altura.

El diseño de la carena facilita un inicio del planeo rápido y un trimado óptimo en el preplaneo, lo que permite, al mismo tiempo, una navegación con excelente visibilidad en todo el rango de velocidades, sin tener que contar con la ayuda de elementos adicionales como flaps o interceptores.

Con el objetivo de garantizar la operatividad y la seguridad de los miembros de la tripulación, las embarcaciones están provistas de un Hard Top donde se encuentran el puesto de gobierno y los sistemas de navegación. La consola está diseñada para garantizar una correcta ergonomía a altas velocidades y cuentan con asientos amortiguados Jockey con suspensión Ullam Dynamics.

Además, están equipadas con tanques desmontables y extraíbles y disponen de puertas laterales para facilitar el acceso de buzos.

 

Pruebas de mar en la Ría de Vigo

Después de llevar a cabo las pruebas de mar oficiales en la Ría de Vigo, las patrulleras respondieron muy bien a la navegación con olas de importante tamaño y con diferentes condiciones del mar. El comportamiento del casco transmitió gran seguridad al armador, que quedó gratamente satisfecho con los resultados obtenidos, que responden a los objetivos marcados en la fase de diseño.

La licitación para la fabricación de estas tres lanchas interceptoras de alta velocidad se gestionó a través de la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil por un importe de 835.000 euros.

Estas tres lanchas interceptoras de alta velocidad se suman a las dos embarcaciones que entregamos el pasado año a la Guardia Civil para el servicio del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas.